Filosofía del Instituto

El Instituto de Aprendizaje es el área de desarrollo del aprendizaje instrumental, y de desarrollo de la inteligencia emocional y social. Es decir, las materias curriculares que se cursan en los colegios e institutos, a las cuales dotamos de una base efectivo-emocional y social que permita que se arraigue el aprendizaje de modo más solvente. Esta es, desde nuestro punto de vista, la mejor forma de promover el desarrollo integral como persona, y superar así las dificultades que se vayan presentando.

Nuestro equipo de psicólogos está especializado en el diagnóstico del TDAHDado que dichas materias suelen ser fuente de dificultades para los chicos y sus familias, este área cuenta con personal técnico y científico que proviene de las facultades de Psicología y de Ciencias de la Educación: departamentos de Psicología Evolutiva y del Desarrollo, de Psicopedagogía y Docencia.

Tenemos como filosofía de base el Humanismo: la aceptación comprometida de los niños y jóvenes, así como de sus familias, basado en la interacción, el respeto y la consideración positiva.

Nuestros presupuestos teóricos son los de la Psicología Educativa, la Psicología Clínica, la Pedagogía, la Logopedia, la Psiquiatría y la Neuropsicología.

El marco científico-técnico es el Empirismo y la orientación Cognitivo-conductual de la Psicología y la Psicopedagogía aplicada. Estas consideraciones, entendemos que no solo han de aplicarse a la Educación, también lo aplicamos a todos aquellos ámbitos de desarrollo que sean susceptibles de mejora: académico, afectivo-emocional, socio-familiar, neuropsicológico, vocacional y motivacional.

El Equipo Técnico del Instituto entiende la intervención como multidisciplinar: un equipo formado por profesionales especialistas e investigadores de diferentes áreas. El objetivo es estar lo más capacitados posible para solucionar los problemas infantiles y juveniles, así como su repercusión en la vida de los adultos, y viceversa. Sobre todo teniendo en cuenta que, normalmente, los problemas y dificultades se presentan como diversos y mezclados en diferentes ámbitos de desarrollo.

Para alcanzar los objetivos, articulamos una intervención secuencial: rehabilitación de las sucesivas etapas de desarrollo (perspectiva longitudinal), y, paralelamente, los problemas más acuciantes del momento (perspectiva transversal).

El enfoque es multimodal. Es decir, combinamos los recursos, técnicas y métodos clásicos con los actuales materiales informatizados y los avances de la investigación.